Libros para 0 hasta 3 años: 

Es una selección de libros de cartoné (hojas duras) ideales para las primeras exploraciones cuando las formas de leer son menos convencionales: vale revolear, chupar, morder y pasar con fuerza las hojitas para conocer y apropiarse de ese adorable objeto llamado libro.

Dormir sin almohada es un libro bellísimo de Jorge Luján y Natalia Colombo, editado por Ojoreja. Cuenta cómo duermen diferentes animales de una manera poética y amorosa y tiene un final delicioso.

Sana que sana es un libro de Cristina Ramos, editado por Océano y que hace tiempo teníamos ganas de enviarles. El juego que hace la autora a partir del conocido “sana sana colita de rana, si no sana hoy sanará mañana” es de una suavidad poética maravillosa, acompañada por ilustraciones que van acompañando el relato.

Sobre este último libro hicimos el mapa lector de este mes y creemos que va a ser uno de esos favoritos que se llevarán a todas partes.

.

 

De 3 a 6 años: 

Hace unos años llegó a mis manos el libro ¿Dónde estás Tomás? de la escritora peruana Micaela Chirif y de la ilustradora española Leire Salaberría. Desde que lo ví por primera vez supe que sería uno de mis libros favoritos por varios motivos: la historia, la forma en la que esa historia es contada, la maravillosa forma en la que se traman las ilustraciones con la historia, los colores y el sentido general de la obra. Es un libro difícil de conseguir porque viene de España, pero es de esos que creo que cada familia pantuflera tiene que tener.

El otro libro es El viaje de un cuis muy gris, de Perla Suez, de la vieja y querida colección Pan Flauta, que tantas alegrías nos ha dado. Es una historia de una aventura, la aventura de un pequeño cuis que quiere hacerle un regalo a su mamá y para eso atraviesa diferentes obstáculos hasta conseguir lo que desea. Utiliza el recurso de la repetición que es adorado por los lectores y al mismo tiempo construye de una manera muy tierna a su protagonista.

Dos libros para lectores exigentes y llenos de ganas de poner a volar la imaginación.

.

 

De 6 a 9 años:

La sopa más rica es un libro íntegramente hecho por Mariana Ruiz Johnson: 5 historias en viñetas escritas en imprenta mayúscula. La historieta es un género que tiene sus propios códigos. En ella, la narración ya no depende de una única voz sino que se nutre tanto de las palabras de un narrador y de los personajes como de las ilustraciones. Al igual que el libro álbum “pide” otras cosas del lector, un lector más activo que vaya siendo cómplice del texto en la medida que lee.

La sopa más rica comienza con una ilustración a doble página que representa un espacio de encuentro: el parque de Villa Verde. La autora construye un pequeño mundo en el que acontecen historias simples y cotidianas, de esas que no son extraordinarias pero sí resultan relevantes en nuestra propia vida diaria. Las pequeñas historias que se cuentan en este libro componen la riqueza simple de la vida compartida; porque la sopa más rica es la que hacemos entre todos.

Acompaña un clásico de Ana María Shúa, “La batalla entre los elefantes y los cocodrilos”. Los elefantes y los cocodrilos deciden guerrear pero esto requiere mucho esfuerzo, además, hay contusos y heridos. Cuando la jirafa propone una tregua todos aceptan con alivio pero ¿cómo terminara esta historia? La pluma de la autora es infalible y las historias de animales siempre van muy bien, pero en este caso, además, el problema que hay entre los dos bandos no es tan simple de resolver, deja en un brete al lector quien probablemente encuentre muy ingeniosa la propuesta que se da como solución… Un libro para ir leyendo en familia, aprovechar a usar el señalador y seguir un poquito más el día siguiente, con mucho para conversar a medida que avanza la historia.

 

De 10 a 12 años: 

Este mes creo que la selección de 10 a 12 es inigualable.

Anne, la de tejados verdes es un clásico que vuelve para robarnos el corazón dice la editorial, y la verdad es que un poco de razón tiene. Mucha gente ha visto la serie “Anne with an E” que se ha inspirado en esta bellísima novela.

Matthew y Marilla llevan una vida tranquila y rutinaria en el pequeño pueblo de Avonlea. Ya ancianos, deciden adoptar un huérfano para que los ayude con las tareas de la granja. Pero en vez del niño prometido por el orfanato, a casa de los Cuthbert llega Anne, una niña valiente y apasionada con una imaginación desbordante que conquistará a todo el mundo.

«Hay un montón de Anas distintas dentro de mí. Algunas veces pienso que esa es la razón de que yo sea una persona tan cargante. Si fuera siempre una sola Ana, sería mucho más cómodo, pero también muchísimo menos interesante.»

Instrucciones del genial Neil Gaiman es precisamente un libro de instrucciones que acompaña de manera amorosa a sus lectores (niños, adultos, ancianos) en el camino del crecimiento.

Seguramente les haya sucedido que, siendo adultos, visitaron algún espacio que habitaron durante su infancia (la escuela, una plaza, la casa de un amigo) y tuvieron la sensación de que era más pequeño de lo que recordaban. Precisamente eso es lo que le sucede al lector hacia el final de este libro cuando, después de un largo recorrido lleno de peligros, amenazas y desafíos, regresa a la cabaña desde la que partió. Y es que el camino que recorre es circular pero, aunque empieza y termina en la misma cabaña, quien emprende el viaje no es igual a quien regresa y por ello cambia también su percepción del lugar; incluso podríamos ampliar: lo que cambia es su percepción del mundo. La permanencia del espacio es la que permite advertir, por contraste, la transformación que ha producido el recorrido en el viajero.

 

¡Quiero recibir los libros! >>